Competencia desleal: Microsoft acusa a Sony de pagar para perjudicar Xbox

En el marco de la compra de Activision Blizzard ambas empresas se lanzaron acusaciones cruzadas. Los creadores de PlayStation apuntó previamente al servicio de suscripción Xbox Game Pass.

La guerra de consolas de videojuegos es un término que existe hace décadas y que se renueva generación a generación. Ahora, la disputa por el público entre Xbox, de Microsoft, y PlayStation, de Sony, llevó a duras acusaciones cruzadas sobre derechos de bloqueo y competencia desleal.

La empresa fundada por Bill Gates acusó a Sony de pagarle a desarrolladores de videojuegos por «derechos de bloqueo». A través de estos, Microsoft cree que los dueños de PlayStation quieren detener el crecimiento de su servicio de suscripción, Xbox Game Pass, prohibiéndole a los creadores de juegos subir sus títulos a esta plataforma.

«Considerando las estrategias de exclusividad que son el centro de la formula de Sony para fortalecer su presencia en la industria de los videojuegos, y que Sony es el líder en distribución de juegos digitales, su preocupación sobre la exclusividad del contenido de Activision (cómo Call of Duty) es al menos incoherente», arremetió Microsoft y agregó: «Nuestra capacidad para expandir Game Pass ha sido obstruida por el deseo de Sony. Han pagado ‘derechos de bloqueo’ para prevenir que los desarrolladores sumen sus juegos a Game Pass y a otros servicios competidores».

Esta acusación es un contra argumento de parte de Microsoft para Sony que bien podría caer dentro de la idea de competencia desleal. La empresa japonesa acusó a Xbox de que su posible adquisición de la franquicia Call Of Duty podría provocar que los jugadores se pasen de su sistema al de Microsoft.

Todas las idas y vueltas se revelaron en el contexto de la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft. La adquisición de u$s70 mil millones está pasando actualmente por el ojo del gobierno de Brasil para verificar que no incumplan leyes antimonopolio.